divendres, 22 de març de 2013

EN DEFENSA DE LA LEGALIDAD Y EL ESTADO DE DERECHO SIEMPRE



Ante aquellos que acosan y ningunean expresiones, mensajes o símbolos que nos unen a todos los españoles, no podemos más que responderles, con firmeza y diligencia, pero también con normalidad y civismo, recordando nuestro marco constitucional que a todos nos ampara y obliga, sobre todo a aquellos cargos públicos que juraron o prometieron cumplir y hacer cumplir nuestra ley de leyes, que nos ha permitido las más altas cotas de libertad y democracia en España, un autogobierno como nunca habíamos tenido en Cataluña y la incorporación a la Unión europea y a la esfera democrática internacional.
Hemos dicho, y nos mantenemos en ello, que nuestra prioridad número uno como asociación cívica es aportar todo cuanto podamos para trabajar todos juntos por la cohesión social, el bienestar de la ciudadanía y el progreso en todos los ámbitos. Y volvemos a criticar que se utilicen recursos para colocar cámaras de videovigilancia en espacios públicos, como en el caso de la capital del Urgell, para proteger nada más ni nada menos que una banderola estelada, mientras se despilfarra en estos y otros asuntos de escasa importancia por no decir nula, y siempre en la línea de la confrontación, la división y el sectarismo, vemos como se recortan día a día en temas básicos como la atención a la infancia, a la dependencia, a las familias, etc.
Insistimos que el cumplimiento de la legalidad es responsabilidad de todos, y en primer lugar de los cargos públicos o electos que están para servirnos y no servirse ellos o utilizar los resortes y recursos de que disponen para hacer políticas partidistas o actuaciones que no defienden el interés general.
Hoy vamos a entregar un escrito en la delegación del Gobierno español en Cataluña para que, después de semanas de dejación, ondee la enseña nacional, como corresponde, al lado de la señera y la europea en los Juzgados de Cornellà. No aceptamos hechos consumados y mucho menos que desde Ciu y ERC hablen, como los extremistas repiten y saben muy bien, de ‘guerras, acoso y conflicto’ cuando lo que hay es un flagrante incumplimiento de la legalidad al no colocar las banderas oficiales como marca la legalidad, al no respectar símbolos o banderas que a todos nos representan o al no atender a los oportunos requerimientos que les llevan por diferentes vías. Por nuestra parte, les continuarán llegando si no actúan con respeto, honestamente y respetando el sentir mayoritario que se incardina en nuestra Constitución y en nuestro Estatut. 

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada