divendres, 12 d’abril de 2013

CON EL CATALÁN Y CON CATALUÑA SIEMPRE


AMB EL CATALÀ I AMB CATALUNYA SEMPRE

Ayer, una vez más, lo pudimos comprobar en La Garriga, una bella localidad del interior de nuestra comunidad que en los últimos años ha crecido espectacularmente. La inmensa mayoría de sus habitantes son buena gente que se expresan con naturalidad y con civismo. Una pequeña minoría, por muy histérica que se ponga, no representa a una ciudad y mucho menos cuando algunos de los que se manifiestan en contra de un acto legítimo y democrático no son ni vecinos de la población.
El simple hecho de que se grabaran ciertas actitudes hizo que algunos separatistas sectarios no se pasarán más, también la actuación de los mossos d'esquadra y la actitud serena y firme de los asistentes a la conferencia de Ciutadans con el Sr. Albert Rivera a la cabeza.
Lamentamos, una vez más, que sea esa minoría de separatistas intolerantes, los que lancen todo tipo de descalificaciones que, bajo nuestro punto de vista, si a alguien desmerece es a ellos mismos. No deberían pasar estas cosas en plena democracia y en un estado de derecho, pero lamentablemente unos por radicalistas y otros como CiU por conveniencia les han dado cancha y alas. Y aun así son una ridícula minoría. No nos extraña pues que los partidos separatistas que habían convocado las concentraciones en negativo se desmarcaran y las anulasen, no sin dejar de criticarse entre ellos.
Por eso, desde el Moviment cívic d'Espanya i catalans quisimos mostrar nuestro apoyo al acto de Albert Rivera que, más allá de otras consideraciones políticas tiene el mismo derecho que todos a expresar su opinión sobre cualquier tema, a defender un modelo lingüístico similar o calcada al de centros educativos donde algunos políticos secesionistas llevan a sus hijos, o a defender lo que a lo largo de siglos y ahora muchísimos catalanes defendemos por el bien de Catalunya y el conjunto de España.
Una Catalunya abierta, plural, cívica, como la que nos encontramos en todos los pueblos y ciudades de nuestra hermosa tierra. Como la que nos encontramos ayer y siempre en La Garriga, por el parque, en los establecimientos que fuimos, con la gente que asistió al acto o que estaba afuera apoyándolo. Esa es precisamente la pluralidad que no quieren, los defensores del mal llamado ‘proceso de transición nacional’ que se muestre con toda naturalidad en nuestras instituciones, en nuestros centros educativos, en nuestras asociaciones, como se vive en nuestras plazas y calles, que expresan con normalidad y cordialidad sus sentimientos, necesidades y anhelos en catalán o en castellano, más alto o más bajo pero con respeto. Por eso no es necesario ni gritar para competir con los voceros del recelo, la división y la confrontación, ni insultar ni atacar a los defensores de la exclusión lingüística, el tiempo y la ciudadanía los pone y los pondrá en su lugar.
I, un cop més, Catalunya i e conjunt d'Espanya se'n sortirà. Junts podem, junts sumem, millor junts.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada