divendres, 8 d’agost de 2014

¿AL SERVICIO DE QUÉ Y, SOBRE TODO, DE QUIÉN?

Hace unos días se publicó la lista de productoras que recibían copiosos contratos del govern de CiU. No se le escapaba a nadie que evidentemente son las que, con más oportunismo que rigor, se han dedicado a hacer campaña por la división, la confrontación y la separación. Todos apuestan por unos medios de comunicación, tanto públicos como privados, al servicio de la ciudadanía, desde el rigor, la pluralidad, la objetividad y la profesionalidad.
Ayer la escritora Najat El Hachmi en El Periódico, en un brillante artículo "Hijos del pujolismo", añadía el resorte de la educación que el pujolismo ha utilizado tanto como ha podido también. Se llenan la boca de calidad educativa, cohesión social y una escuela de todos, cuando lo que impulsan –afortunadamente sin la connivencia de buena parte del profesorado- son propuestas de adoctrinamiento, manipulación y falta de rigor académico y pluralidad. Quieren para los demás el modelo lingüístico de monolingüismo excluyente...
Y nuestro amigo Manuel Matos respondía brillantemente en un debate a uno de los participantes que hablaba de la espontaneidad del ‘proceso’ en los siguientes términos:
“Este movimiento independentista es de todo menos espontáneo. Está dirigido y avivado por la Generalitat y su brazo articulado, la ANC. Ya se inició con Jordi Pujol y fueron apretando las tuercas poco a poco hasta llegar al estado actual, en el cual TV3 sólo deja de hablar de la consulta y la independencia durante los anuncios. Esto por no mencionar las subvenciones a los medios de comunicación privados de Catalunya.
¿Movimiento espontáneo del pueblo?... Sólo tienes que ver como manipulan en los colegios colgando carteles con lemas como este: "PER UN PAÍS DE TOTS, L'ESCOLA EN CATALÀ".
Pascual, vivo en Catalunya y he nacido aquí. En las manifestaciones del 11 de septiembre siempre ha ido gente, pero nunca han sido mayoría. El tema es que todos los medios de comunicación públicos y privados de Catalunya han alimentado esta situación, aprovechando la crisis para echarle la culpa de todo a España. La Generalitat subvenciona todos los medios de comunicación privados de Catalunya y despilfarra a manos llenas en TV3, así como también subvenciona, directa o indirectamente, a otras entidades como la ANC. Solo tienes que poner TV3, 5 minutos en un telenoticias, intenta observar imparcialmente y verás lo politizada que está... Vuelvo a repetir que este movimiento no tiene nada de espontáneo.”



Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada