dissabte, 9 d’agost de 2014

LO NORMAL EN DEMOCRACIA SON LAS CONSULTAS LEGALES.

Ni hemos estado ni estaremos en contra de consultar a la ciudadanía cuestiones importantes que entren dentro de la legalidad y de las competencias de la administración que las organice y del ámbito territorial en el que se celebran. Unos estarán más o menos de acuerdo, pero cualquier demócrata encuentra fuera de lugar una consulta ilegal en un estado de derecho. Eso de jugar con las cartas marcadas, cambiar las reglas a conveniencia a medio partido o hacer trampas es propio de trileros, tramposos o egoístas.
A poco que uno tenga en cuenta estas consideraciones sabe perfectamente que la consulta ilegal, que no se va a hacer el 9 de noviembre, no cumple ninguno de los requisitos básicos para llevarse a término con total normalidad. Como apunta nuestro amigo Domingo D. González “En una consulta ilegal ¿Quién comprueba los resultados? ¿Ellos mismos? Harán como en Cuba que muestran las largas colas de las votaciones en televisión (medios estatales, léase aquí TV3) para demostrar que la gente vota (en Cuba es obligado el voto en las pocas votaciones que hacen) y luego los resultados son los que ellos quieren. GARANTÍA CERO PATATERO!!!! Por eso no hay que regalarles nuestra presencia en un acto bochornoso!!!! Espero que no se celebre!!!”
Nosotros esperamos que no se celebre una acto insolidario e ilegal como ese y estamos seguros que no se hará la consulta. Ni la ‘Ley de consultas’ les sirve de soporte legal ni la ciudadanía se merece que se perpetre tal fraude de ley. Es por eso que hemos apoyado, apoyamos y apoyaremos cualquier medida, en el ámbito judicial, legal y penal, que se tome para hacer frente a un despropósito como ese.
No a la #derivaseparatista #NoConMisDatos
(Ilustración de Albert Voltas: NO VOTARÉ/Una consulta il·legal)

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada