diumenge, 3 d’agost de 2014

La herencia del pupilo President Mas y el ínclito ex President Pujol

Una herencia envenenada.

¿Qué creía Mas que conseguiría con aventurismo, radicalidad, intolerancia, demagogia y confrontación?
Difícilmente se hubiera atrevido a llevar adelante la deriva separatista sin la herencia reconocida a Pujol con múltiples resortes de control mediático y social como anhelaba a finales de los ochenta. Ni heredó Maragall un oasis, ni Mas puede ofrecernos un paraíso con su proceso rupturista, más bien todo lo contrario.
Han dilapidado, uno y otro, ingentes recursos públicos para sus aventuras particulares, poniendo en peligro la cohesión social y la buena convivencia, recortando en servicios sociales básicos, sin dejar de financiar grupos y entidades que comulgaran con sus ruedas de molino.
Flaco servicio a Catalunya y pésimo ejemplo el de muchas de sus actuaciones, bordeando la desobediencia, la irresponsabilidad o la deslealtad, en otros casos instalándose en ellas o, como ha confesado el propio Pujol, cometiendo graves delitos continuados.
Harían un inmejorable servicio a la ciudadanía de Catalunya si mostraran responsabilidad, seny y compromiso, hicieran oídos sordos a políticos como Junqueras que ha mostrado per enésima vez su falta de valentía y sentido de estado, y definitivamente dejaran a un lado la tan negativa como perjudicial vía separatista que no no nos lleva a ningún sitio y solo nos ha deparado cosas negativas.
#Seny #Responsabilitat #Compromís

(Acompañamos este escrito con una viñeta que nos ha trasladado nuestro amigo Miquel S.)
 

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada