divendres, 17 de maig de 2013

PER UN 12 D’OCTUBRE DE TOTS/POR UN 12 DE OCTUBRE DE TODOS

Los diferentes grupos, asociaciones y personas interesadas a tirar adelante los grandes actos conjuntos que vamos a realizar en estos próximos veces, hemos insistido desde nuestros espacios y actos a que cuantos más amigos y amigas participen mejor. A veces no se acierta en el tono, el enfoque o las palabras, pero creemos que la inmensa mayoría de los que nos seguís sabéis que no se hace ni para dividir ni para dañar nada ni a nadie. De todas maneras aquí nadie se libra de cometer algún que otro desliz. Por eso, creemos que, en aras a preservar un espacio de todos y para todos, también sería bueno ser algo condescendientes con los errores que no delitos de todos y cada uno de nosotros; que prime el buen rollo y la familiaridad, y la confianza suficiente para hablar tal cual lo hacemos como amigos y buenos compañeros que somos.
El año pasado se insistió y creemos honestamente que se consiguió que el mensaje de lo que nos une, en positivo y una apuesta por el diálogo sincero pero generoso triunfará. No todos somos de derechas, centro o izquierda, no todos somos católicos, cristianos, musulmanes, agnósticos, ateos o politeístas, no todos tenemos la misma opinión de regímenes actuales o pasados.
Por eso se insistió tanto el año pasado y se insiste de nuevo este año, en las dos reuniones habidas ha sido así, que hay unos ejes básicos que a todos nos unen, que cada grupo, asociación colectivo o formación envíe lo que honestamente cree que nos une a todos y lo que debe marcar y prevalecer en los posibles actos conjuntos o de cuantos más grupos mejor.
Insistimos en el tema de los actos que no son ni del Movimiento cívico de España y catalanes ni de este o aquel colectivo. Son propuestas que llegan a los espacios que compartimos y que se exponen en las reuniones abiertas a todos los grupos y personas que deseen participar. Habrá actos, actividades, mensajes en los que un determinado grupo no estará de acuerdo o que, legítimamente, no deseará participar. Ese no es el problema.
Se ha apostado a hacer un trabajo en equipo desde la libertad y la independencia de cada grupo, perfilando los temas con las aportaciones de todos y acordándolo así… el formato, enfoque, dimensión o duración de una determinada actuación entre todos, o contando con todos los que buenamente en esos momentos hayan podido implicarse, dando su opinión, haciendo oportunas consideraciones, dedicando horas y esfuerzo…
Desde esta óptica no creemos que tenga que haber ningún problema absolutamente con ningún grupo, colectivo o formación, porque los actos que se deben hacer no es para honor y gloria de ninguno de ellos, ni para el lucimiento de este o aquel, tampoco como un instrumento propagandístico o de adoctrinamiento, mucho menos para reducir el gran espacio de libertad de todos en un campo de pruebas o imposición de unos u otros.
En la línea de lo que se apuntó en las dos reuniones conjuntas de este año, con el mismo espíritu que asumimos el año pasado, muchos enfocamos los retos planteados este año para que el acto o actos que podamos celebrar en conjunto sean todo un éxito. Y no dejaremos de hacer algo porque medios que, hagamos lo que hagamos siempre nos criticaran, o para que personas o grupos separatistas o contrarias a la libertad o a la apuesta de Cataluña dentro de España nos critiquen o no.
Entendemos que en este camino de  intenso debate, diálogo, creación y compartición de todo lo que nos une, debe prevalecer lo positivo que a todos nos identifica, todo aquello en lo que básicamente todos estamos de acuerdo y en la premisa de que más allá de esto debe primar la buena convivencia, el respeto y la generosidad. No creemos que haya amigos y amigas que no estén dispuestos a aparcar en nuestros espacios de encuentro, en nuestros actos conjuntos, su legítima apuesta personal o partidista, y en caso contrario, sabemos que encontraran la manera de replantear la idoneidad o no de su mayor o menor participación.
En definitiva, tenemos a nuestro alcance el éxito de un gran acto el DÍA DE LA HISPANIDAD, nuestro 12 de Octubre, de nuevo entre todos. Entre los que puedan asistir y los que no colaborando, podemos hacer historia. Nos avala el hecho de que el año pasado todos estuvimos a la altura de las circunstancias, que fueron los separatistas intransigentes los que mostraron su faz más mezquina. Fuimos nosotros los que supimos celebrar con normalidad, civismo, cordialidad y generosidad un acto de todos y para todos, con manifestaciones plurales pero al unísono, con actuaciones entrañables de grupos hispanoamericanos, de España entera y de Catalunya. Supimos, a pesar del poco tiempo y los escasos recursos, del escaso eco en algunos medios públicos o privados sobradamente serviciales a la estrategia secesionista, a pesar del ambiente que nos presionaba, a pesar de las dudas de propios y extraños, pudimos entre todos realizar un acto digno que todos los presentes y aquellos a los que se les explica exactamente como fue se enorgullecen, nos enorgullecemos de él.
VAMOS A CONSEGUIRLO DE NUEVO ENTRE TODOS, POR CATALUÑA Y POR ESPAÑA ENTERA. Por nosotros los españoles de hoy y los que vengan, porque no es una obligación, una apuesta estratégica, una devoción, una imposición o algo pasajero, sino un compromiso permanente de todos por el bien común, el beneficio de las buenas gentes de España y la cohesión, el bienestar, el progreso y el futuro de nuestros conciudadanos; un sentimiento muy grande de sentirnos unos catalanes, otros vascos, gallegos o andaluces, pero todos españoles que compartimos tantas y tantas cosas que no queremos perder, familiares, amigos, compañeros, vecinos, paisanos.
VISCA CATALUNYA I VISCA ESPANYA

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada