dimarts, 29 d’abril de 2014

Un president de la Generalitat no puede pretender burlarse de la ley y mostrarse tan irresponsable.



Más quiere burlar al TC y a la democracia
La Razón, 28 de abril de 2014
Artur Mas sabe que el Tribunal Constitucional será un muro infranqueable para su consulta ilegal. Su plan es que no pueda pronunciarse tras el recurso del Gobierno. Pretende apurar al máximo los plazos en la elaboración de su nueva ley de referéndum y en la convocatoria oficial de la consulta secesionista. De este modo, entiende que los tiempos correrán en contra del Tribunal. Pero el Estado debe estar preparado para afrontar cualquier escenario. La democracia no puede permitir que una artimaña política coarte su capacidad de defenderse de quienes la atacan.
Resulta ridículo, chocante y, para no pocos ciudadanos, inquietante, escuchar a menudo a todo un president de la Generalitat, al ínclito Artur Mas hablar tan relajado de la consulta ilegal, asegurando que esta se hará sea como sea. Actúa como si el Tribunal Constitucional no hubiera sentenciado por unanimidad que con su irresponsable apuesta rupturista no va a ninguna parte. Ciertamente, se muestra irresponsable, inconsciente o incapaz de percibir la realidad, actuando como si el debate y votación del Congreso el 8 de abril no hubiera ocurrido. Hace caso omiso a los mensajes claros y rotundos que nos llegan de la Unión europea y la comunidad internacional.
Ayer Duran daba un serio aviso a CiU y la ANC, el mismo El Periódico hablaba de ‘órdago separatista' y, hace unos, días López de Lerma lo expuso alto y claro al manifestar que veía “la hoja de ruta de la ANCcomo un golpe de estado civil”.
 
No a una #Consultailegal y al #Órdagoseparatista
#Noconmisdatos

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada