dimarts, 10 de desembre de 2013

Anónimos pero no invisibles, de Caballero Cid



Nuestro amigo Caballero Cid nos pasa un brillante, emotivo y oportuno escrito que queremos compartir con todos vosotros. Le agradecemos toda su extraordinaria labor y las palabras que nos ha dirigido especialmente a las persones que estamos en grupos, asociaciones y entidades que apuestan permanentemente por una Cataluña de todos dentro de España. “Os paso el último de mis escritos que particularmente os dedico agradecido a todos aquellos que trabajáis por ser el altavoz y el rostro de tantos ciudadanos anónimos que durante tanto tiempo nos hemos sentido huérfanos de movimientos afines. Un saludo”.
Hacemos, cómo no, extensivo este agradecimiento a todos los grupos amigos.

ANÓNIMOS PERO NO INVISIBLES
A todos aquellos que pudieran en modo alguno, compartir o sentirse afines a la opinión y escritos de este humilde Caballero Cid de hoy, alguien que no pretende ser sino el fiel reflejo de tantos ciudadanos anónimos y sin rostro que durante décadas hemos echado tal vez en falta, la existencia de movimientos, plataformas o incluso partidos políticos que se opongan de una manera valiente y decidida a la sombra de un soberbio y presuntuoso separatismo cuyo acoso y empeño por hacernos invisibles no conoce límites. A todos aquellos que hacen posible que muchos ciudadanos podamos, por fin, sentirnos representados y dejar de ser invisibles. A todos los que hacen posible que la voz de tantos ciudadanos atraviese el armazón de su anonimato para llegar hasta los oídos de quienes hasta ahora se habían negado a escucharnos. Por todos ellos, Caballero Cid de Hoy cuelga momentáneamente su armadura para permitir a este individuo que se oculta debajo de ella, quitarse el sombrero y agradecer ese compromiso y valentía de tantos.
La absolutamente pacífica y ejemplar manifestación del día de la Constitución, a la que este que habita la coraza de Caballero Cid de Hoy, como tantos otros ciudadanos anónimos pero no invisibles, tuvimos la suerte de sumarnos, fue la muestra palpable y esperanzadora de la voz ciudadana que desde Urquinaona hasta Sant Jaume, desde la voluntad de sumar y no de dividir, desde el profundo respeto a la pluralidad y la discrepancia, se hizo sentir como la voluntad unitaria de tantos ciudadanos, cada cual con su matices y perspectivas, pero todos con la unitaria ilusión de vivir juntos en esta Cataluña española que no queremos ver dividida, fraccionada, ni confrontada.
Si bien la pasión de las manifestaciones, con sus consignas y con sus lemas, con sus insignias y con sus banderas, pueden no siempre coincidir en afinidad con los perfiles de cada cual, aún cuando se comparten en la esencia, ello no significa que aquellos que habitamos bajo el anonimato de la armadura de Caballero Cid de Hoy o de cualquier otra, afines o no a la pasión de una manifestación, estemos dispuestos a seguir siendo invisible ante los ojos del separatismo desafiante y prepotente al que también me sumo a gritar que “sóc i seré!”, y que puede que muchos ciudadanos prefieran mirar para otro lado, mientras la sombra del separatismo avanza posiciones, pero yo seguiré ahí, cabalgando en el caballo de mis convicciones, a la vez que desde el coraje y la libertad que me brinda esta armadura sin rostro, empuñando humilde pero firmemente, la afilada espada de las palabras, en pro de la causa que nos ocupa.
Porque debajo de nuestras corazas anónimas, tenemos todos un rostro y un nombre, decidido y firme a no doblegarse ante aquellos que nos acosan; porque debajo de nuestras corazas hay una voz dispuesta a no permanecer en silencio ante aquellos que lanzan su estelado grito de guerra; porque debajo de nuestras corazas anónimas existen personas visibles que quieren ser vistas, oídas y respetadas; este Caballero Cid de Hoy, se brinda a ser el eco de todo aquel que quiera gritar con fuerza que los catalanes de España, hoy más que nunca... som i serem !!!
Caballero Cid de Hoy

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada