diumenge, 23 de març de 2014

Nuestra condena a los que provocan, dividen y agreden. Solidaridad con la policía


LOS ORGANIZADORES DE LAS ‘MARCHAS POR LA DIGNIDAD” DEBERÍAN APARTARSE DE LOS ALBOROTADORES Y DE TODOS AQUELLOS QUE NO TIENEN MÁS FIN QUE PROVOCAR Y CREAR TENSIÓN.

“Miles de personas protestan en Madrid en la Marcha de la Dignidad. En un ambiente festivo, miles de personas se concentran en Madrid desde primera hora de la tarde para unirse a la manifestación.”
“Triste colofón para unas marchas pacíficas, después de que al filo de las ocho de la tarde hayan comenzado los altercados por parte de un grupo de manifestantes.” Podemos leer en La Vanguardia. Y no es por menos.

Lamentamos profundamente el uso torticero que se hace de algunos actos públicos por parte de minorías violentas y sectarias que son capaces de reventar convocatorias que los propios organizadores dicen haber planteado para que se desarrollen en paz. Buena ocasión tendrán, al ver la gran cantidad de imágenes y videos, de distanciarse de gente que se ha mostrado agresiva, incívica y tremendamente dañina.

Insistimos en la importancia de que las manifestaciones y actos públicos sean pacíficos y no irrumpan en ellos verdaderos salvajes, como los que hemos podido ver a lo largo de horas destruyendo mobiliario urbano, provocando o agrediendo a la policía y campando en plan matonil y bien pertrechados. Condenamos el cariz incívico de los que se han añadido a las marchas con la voluntad expresa de actuar incívicamente, así como a los que explican las cosas exactamente al revés de como han pasado. Las imágenes que todos hemos podido ver no son nada edificantes.

Respetamos profundamente a los que han tenido a bien de organizar actos pacíficos, manteniéndose en esa línea. Respetamos sus objetivos y propuestas legítimas y defendemos, como no podía ser de otra manera, su derecho a manifestarse y mostrar su rechazo a las políticas que ellos consideran perjudiciales, dentro de las más elementales normas de respeto, civismo y convivencia. Como así fue, en líneas generales, hasta que esas minorías violentas han realizado todo tipo de ataques.

Expresamos, una vez más, nuestro apoyo y agradecimiento a los miembros de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado que aseguran el libre y pacífico derecho de concentración y manifestación de la ciudadanía. Y expresamos también nuestro apoyo, solidaridad y agradecimiento a todos los que han tenido que hacer frente a estos actos vandálicos en las calles de Madrid, especialmente a los que han sufrido agresiones y que esperamos que pronto se recuperen, para mantener la seguridad ciudadana.

 
 
 


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada